Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

X

Ximo Puig: “La prostitución es una forma de explotación sexual que no debe ser regulada ni sancionada, debe ser eliminada”

Ximo Puig: “La prostitución es una forma de explotación sexual que no debe ser regulada ni sancionada, debe ser eliminada”
  • Elpresident de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE afirma que se debe “castigar a quien se beneficia de la prostitución y activar políticas de integración sociolaboral para las mujeres explotadas y políticas de prevención dirigidas a los hombres”
  • Considera que España “está en situación para dar un salto abolicionista que en la Comunitat Valenciana queremos liderar” y lanza un mensaje a los burdeles y sus propietarios: “no sois bienvenidos, no os lo vamos a poner fácil”

València, 05 de marzo de 2020.– El president de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha considerado que la prostitución “es una forma de explotación sexual contra las mujeres que no debe ser regulada ni sancionada, sino que debe ser eliminada” y ha afirmado que “solo es un debate incómodo para los que están en contra de la dignidad del ser humano”. Así lo ha afirmado durante su intervención en la mesa redonda ‘Generació Igualtat’, organizada por el PSPV-PSOE en València con motivo de la Semana de la Mujer.

En este sentido, ha defendido la necesidad de tomar medidas destinadas a terminar con esta explotación, que pasen por “castigar a quien se beneficia de la prostitución, activar políticas de integración sociolaboral para las mujeres explotadas y poner en marcha políticas de prevención dirigidas a los hombres a través de la educación” y ha lanzado un mensaje a los espacios donde se ejerce la prostitución y a sus propietarios: “no sois bienvenidos, no os lo vamos a poner fácil”.

El secretario general del PSPV-PSOE ha considerado que “ha llegado el momento de acabar con la tolerancia que reina de facto en nuestras ciudades y pueblos” y ha advertido de que los socialistas “vamos a estar permanentemente situados en esta posición, en la apuesta por la abolición de la prostitución, y ahora es el momento de que cada uno se retrate”.

En este sentido, ha considerado que, “de igual forma que no se puede vender sangre ni alquilar un riñón, no se puede en ningún caso regularizar la prostitución” y ha afirmado que “no podemos continuar mirando hacia otro lado y fingir que no pasa nada”. “La prostitución no es un trabajo, es el más viejo mal, la más vieja forma de esclavitud de las mujeres”, ha recalcado, y ha asegurado que los y las socialistas “no hemos venido a la política ni al activismo para consentir injusticias”.

Así, ha asegurado la prostitución responde a “la peor de las desigualdades” y ha recordado que el 95% de las prostitutas no ejerce voluntariamente. “La prostitución es una forma de explotación social, la prostituta no es una delincuente ni una trabajadora, sino una víctima”, ha añadido. Por ello, ha subrayado que “la Generalitat va a hacer todo lo que esté en el marco de sus competencias para extirpar este mal y la igualdad sea real”.

En la mesa de diálogo también ha participado la profesora de Filosofía Moral y Política de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Ana de Miguel, que ha recalcado que “en el debate en torno a la prostitución nos jugamos el concepto de lo que es un ser humano y lo que, como sociedad, se puede hacer con él, con ella, en este caso”. Asimismo, ha definido esta práctica como “una escuela de desigualdad humana” y ha denunciado que se enseña a las mujeres a “aprender a cerrar los ojos, a mirar a otro lado y a callar, pero el sexo no es una actividad como otra cualquiera”.

En cuanto a la activista feminista Amelia Tiganus, quien también ha intervenido en el debate, ha explicado que “estar en contra de la prostitución no es estar en contra de las prostitutas” y ha añadido que “las abolicionistas entendemos que los puteros tienen que ser castigados”. “Son agresores sexuales sin duda alguna; entendemos que un billete no exime de responsabilidad a un agresor sexual”, ha concluido.

La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, se ha referido a la prostitución como “un problema humanitario y que afecta a todos y todas”. “Hay que plantear un sistema similar al de Francia y Suecia, y es imprescindible llamar a cada cosa por su nombre y no mirar para otro lado, porque no podemos consentir un minuto más de este negocio que atenta contra los derechos de las mujeres más vulnerables”, ha defendido la consellera.

Por su parte, la secretaria general del PSPV-PSOE València y vicealcaldesa de València, Sandra Gómez, que ha presentado el acto, ha destacado que el debate sobre el feminismo es especialmente importante en un momento “bastante abierto” en el que se debe trabajar por “construir igualdad entre mujeres y hombres” frente a “quienes disfrutan viendo a las mujeres discrepar y pelearse”. Gómez ha subrayado asimismo que la prostitución “tiene una cara muy oscura y no hay ninguna mujer que se prostituya por gusto”. “Hay quien lo llama dinero fácil, pero es el dinero más difícil del mundo”.

Así lo ha afirmado también la diputada en Les Corts Valencianes y secretaria de Igualdad del PSPV-PSOE, Rosa Peris, ha considerado que, para el PSPV-PSOE, “la única postura posible ante la prostitución es la abolición, y lo es por compromiso con los Derechos Humanos”. “La prostitución es un negocio tan nocivo como lo es el tráfico de drogas o de armas, pero se comercia con el cuerpo de las mujeres”, ha denunciado.

Cerrar menú