Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

X

El PSPV-PSOE en la Generalitat

En junio de 2015 las valencianas y valencianos votaron cambio y el 25 de junio Ximo Puig fue investido presidente de la Generalitat Valenciana.

Con él al frente del Gobierno valenciano, la Comunitat Valenciana ha vivido un proceso de reparación, reconstrucción y renacimiento. Ahora ya no somos la Comunitat de la corrupción, sino el paradigma de la solidaridad. La estabilidad y la honradez han caracterizado la legislatura del presidente al frente de una institución en la que ya confía la ciudadanía.

Todos los indicadores económicos y sociales han mejorado con la llegada de los socialistas a la presidencia de la Generalitat. Muchos, incluso, por encima de la media estatal. Los datos del paro han bajado casi 10 puntos, los nivel de exportación se han multiplicado por 500%, la confianza empresarial ha aumentado 20 puntos, el nivel de pobreza se ha reducido el doble de rápido que al conjunto de España. En educación, consolidamos la apuesta por la calidad de la escuela pública, con más docentes que nunca en la historia del autogobierno, y una inversión de 700 millones de euros en el plan Edificant, destinado a la construcción y rehabilitación de infraestructuras educativas; en sanidad se ha recuperado la universalidad y se ha iniciado la reversión de la privatización del sistema sanitario. Las personas ya están en el centro de la política, la vivienda es considerada ya como un derecho y las ayudas a dependencia se pagan en tiempo y forma.

La Comunitat Valenciana ha comenzado una etapa en la que los valores de honradez, esfuerzo, responsabilidad, han sustituido a los principios que justificaron la especulación, la corrupción y los atajos oportunistas. Hoy en esta tierra hay un escenario de estabilidad y diálogo. Con Ximo Puig en la Generalitat llegó el momento valenciano que es hoy la oportunidad valenciana.

Cerrar menú